lunes, 1 de julio de 2013

El canto libera

Foto Ampliada
"No se trata de ser como Pavarotti ni de deslumbrar desde un escenario. Es algo más sencillo, pero tal vez por eso mismo, más difícil: es hacerle caso al deseo profundo de expresarte de otra manera, poniéndote en contacto con tu esencia, con tu espiritualidad".

Los especialistas afirman que todas las personas nacemos con la habilidad de cantar, cada uno con su entonación, su claridad y su caudal de voz. Y que es fundamental no privar a los niños de hacerlo. Lo que se sabe ahora es que no es solamente una cuestión de expresarse sino también de salud.

Investigaciones clínicas del Instituto Nacional de Psiquiatría de México, que está a cargo del médico, músico e investigador Enrique Flores, han descubierto que el canto acarrea importantes beneficios para la salud física y mental debido a la liberación de endorfinas, lo cual nos lleva a un estado de bienestar. 

Este estudio menciona que al cantar mejora la capacidad de atención y la memoria, y por lo tanto, el aprendizaje, así coadyuva a la claridad mental y a la habilidad para transmitir vivencias y emociones aun en pacientes con trastornos demenciales o enfermedad de Alzheimer. 
Otros estudios, como los del Instituto de Educación de la Universidad de Londres, sostienen que el canto es una actividad aeróbica que aumenta la oxigenación en la sangre lo cual conlleva una optimización del sistema inmunológico.

"Como músico y director de coros, mi percepción es que cantar produce en las personas una situación placentera, porque es un medio de expresión muy natural, es el que sale del propio cuerpo, el que uno genera del propio organismo. Pasa mucho por ahí, por cubrir una forma de comunicarse con el otro desde el aspecto emocional", sostieneRicardo Steinsleger, director de coros desde hace 25 años. 

En ese sentido, Steinsleger destaca que también hay gran satisfacción en cantar en grupo, "porque se consigue que el resultado sea mayor que la suma de las partes; no existen rivalidades, lo importante es el trabajo enfocado en un objetivo común, al contrario de lo que ocurre en otras disciplinas en que uno debe derrotar a otro para destacarse", puntualizó. "Cantando, tenés la posibilidad de sacar lo mejor de vos mismo", finalizó.

"Cantando la gente se siente mejor, se siente libre", afirma, en tanto, Silvia Quirico, soprano, quien canta en forma profesional desde los 14 años y actualmente se desempeña en coros. Silvia distingue entre el canto cotidiano del que deviene en arte, pero debido al tiempo y esfuerzo que hay que dedicarle al arte más que por los beneficios que causan."

Como podéis leer, no lo digo yo. Lo dicen expertos en la materia, pero creo que todas estas sensaciones las hemos experimentado en nuestras propias carnes cada vez que cantamos y...sale bien!!!
La satisfacción de escuchar las voces coordinadas cuando, con el esfuerzo de todos, conseguimos armonía, no tiene precio...

No hay comentarios:

Síguenos