lunes, 29 de septiembre de 2014

VOZ VIVA

Este fin de semana he asistido a un taller para aprender a trabajar la voz. 
La voz y el alma.
Ha sido una experiencia maravillosa
y muy productiva que os contaré en directo.
Os copio el comentario que he enviado al profesor (y amigo) al respecto.

"Mi experiencia personal ha sido "la hostia". Sí. Esta fue la primera palabra que pronuncié nada más terminar de ejecutar el primer YE YI YU YA (quienes lo han practicado me entienden).


Cada ejercicio,4 en total absolutamente personalizados, me puso en una órbita para mi desconocida (y eso que llevo "canturreando" desde los 15 años) pero nunca a plena conciencia y a tan alto nivel como este fin de semana en el taller.


Soy consciente que queda mucho trabajo por realizar, pero ya no parto de cero, ni mucho menos., porque he llegado a notar como el aire se transportaba desde los talones a más allá de la coronilla, permitiendo que toda la energía saliera desde las mismas entrañas en una voz Viva...

Dicho así parece un despropósito, pero puedo asegurar que es la forma más auténtica y gloriosa de cantar desde tu mismo centro... ¿Hara, Olivier?...

Además, Olivier nos ha regalado una serie de ejercicios sencillos que nos van a ayudar a no perder este centro, que yo voy a aplicar con mi coro, pues estoy convencida que les va a hacer mucho bien.

Por otra parte, vivir esta experiencia en grupo ha sido doblemente enriquecedor. La transformación que hemos podido percibir en cada uno de los compañeros, (en tan solo tres sesiones), ha sido espectacular: Desde la postura corporal, el torrente de voz, hasta el estado de ánimo. Todo ha ido
 "in crescendo" hasta estallar en la última sesión de canto... ¡indescriptible!.

Podría poner un montón de onomatopeyas que brotaron con cada logro de los compañeros, pero temo aburriros, (esto es para vivirlo)

Gracias a mis compañeros,  he aprendido tanto con vosotros. ¡¡¡ tanto, tanto!!!

Gracias Olivier, por tu atrevimiento de romper con los cánones y compartir con todos nosotros tus conocimientos y tu ilusión por una "música holística" más allá de lo aparente."



En la ultima sesión del domingo por la tarde, teníamos que escoger una canción...Y algo insólito en mi: no canté ninguna del Coro. Elegí "El hombre del piano" interpretada por Ana Belén...Todo un reto para mi. Aquí os dejo la versión que interpreté.


No hay comentarios:

Síguenos